La Videncia Más Profesional Online Sin Gabinete

La cuarta dimensión, también llamada plano astral o “el más allá”, es un mundo paralelo donde la frecuencia vibratoria es más alta que en plano terrenal, al cual se tiene acceso a través de la videncia, un don que permite a ciertos seres humanos, sentir, mediante los olores y el  tacto, escuchar o ver a nivel extrasensorial, y realizar una conexión mediante el desdoblamiento de conciencia.

¿Quiénes poseen el don de la videncia?

Todos los seres humanos poseemos el don de la videncia, pero solo algunos lo han desarrollado, formándose, preparándose y capacitándose, para lograr elevar su frecuencia vibratoria y mantenerla, recibiendo los mensajes que los seres del alto astral nos envían, con el fin de que despertemos y podamos cumplir con nuestra misión en este plano de vida.

Tomando en cuenta esa premisa, aquellos que aún no han desarrollado el don de la videncia, tienen la oportunidad de lograrlo, pero deben realizar estudios y obtener un aprendizaje a través de prácticas de meditación profunda de manera constante, así como desarrollar su intuición, para alcanzar el nivel de conciencia necesario, que les permita conectarse con sus guías espirituales, los guardianes y almas despiertas.

Los que cuentan con el don de la videncia natural, ya que desde su nacimiento evidencian su facultad, tiene una misión con respecto a la humanidad, su don es para dar un servicio de ayuda y orientación a quienes lo necesiten, así como también, contribuir al despertar de la conciencia del ser humano, en favor del planeta tierra.

VIDENCIA

¿Qué beneficio aporta la videncia a la humanidad?

Aquellos que poseen la facultad de la videncia natural o  los que se inician y preparan para la videncia aprendida, realizan aportes a todo nivel, desde predecir hechos que sucederán en una ciudad, país o continente, hasta acontecimientos relacionados a un personaje en particular, con el fin de advertir para que se tomen las previsiones en cada caso.

Uno de las figuras más emblemáticas en materia de tarot y videncia fue Michel de Nôtre-Dame, mejor conocido como Nostradamus, quien vaticinó todas las catástrofes, desde sus tiempos hasta el año 3.797, fecha en que predice el final del mundo. Y siguiendo la línea sobre el fin de la tierra, Baba Vanga lo avizoró, mediante su poderosa videncia, para el año 5.079, y sus predicciones recorren el trayecto que va desde la Segunda Guerra Mundial hasta el atentado de las Torres Gemelas.

En la actualidad una conocida vidente norteamericana, Allison DuBois, trabaja en conjunto a los organismos de la ley en su país de origen, para resolver casos de crímenes y personas desaparecidas.

Son muchas las instituciones que se han creado con el fin de prestar el servicio de adiestramiento y educación a los que tiene la gracia de poseer el don de la videncia de nacimiento, así como aquellos que se inician en esta misión de vida, para darles la preparación que requieren a nivel energético y de conciencia y ayudarles a establecer una conexión efectiva con los seres del plano espiritual.

La videncia es un don glorioso que otorga al que la posea la tarea de ayudar a otros seres humanos a resolver sus conflictos y problemas, y sobre todo a expandir su conciencia para que logren cumplir su encomienda de vida, y prepararlos para los cambios a corto, mediano y largo plazo del planeta

 

 

Posts relacionados